Una mala gestión

PÉRDIDAS EN LA RED

En la isla de Ibiza, 1 de cada 3 litros que se extraen o producen no llega a los usuarios, debido a las pérdidas en los sistemas de distribución, en muchos casos obsoletos y con falta de controles.

NO APROVECHAMOS EL AGUA DEPURADA

  • Las depuradoras producen 13,5 millones de metros cúbicos al año
  • No se reutiliza ni un litro aunque son potencialmente utilizables para riego unos 8 millones de metros cúbicos

Podríamos cerrar el ciclo, aprovechando todo el agua que consumimos. El agua depurada mediante sistemas de depuración terciaria, es apta para regar los parques y jardines municipales. En las islas de Mallorca y Menorca el agua depurada se utiliza para el riego. El agua depurada con un sistema terciario también es apta para regar los parques y jardines municipales.

En Eivissa se vierte el agua directamente al mar o torrentes, causando impactos graves para la fauna y flora marina. Cuando se vierte a los torrentes incrementa la posibilidad de contaminación de las aguas subterráneas.

DEMASIADOS POZOS Y POCO CONTROLES

 

  • Desde el Govern Balear afirman que hay 8,000 pozos en la isla, aunque los especialistas calculan que puede haber al menos 1.500 más no autorizados. Para abrir un pozo particular, se tiene que pedir al Govern una autorización de perforación y se permite extraer 7.000 metros cúbicos al año.
  • El control de los pozos de extracción de aguas subterráneas es poco riguroso, y hay un solo celador para controlar las extracciones de los pozos.
Fuente: Plan Hidrológico de Balears