DÍA DE ENERGÍAS RENOVABLES

¡NO A las falsas soluciones! - ¡SI A las renovables|

En el día internacional de energías renovables, Amics de la Terra Eivissa reclama al gobierno central que deje atrás su política energética caduca y desfasada, cara, contaminante, social y económicamente insostenible y que sólo favorece a los intereses de las compañías petroleras y energéticas y apuesta con firmeza a la implantación de energías renovables, eliminado las dificultades y penalizaciones que hay en marcha con las nuevas normativas.

PREMSA:

El gobierno defiende la necesidad de contar con hidrocarburos propios para no depender de las importaciones, por su coste y variabilidad de precio. Sin embargo, el uso mayoritariamente de hidrocarburos en el mix energético español nos cuesta millones de euros anuales por haber superado las emisiones de gases de efectos invernadero y en consecuencia, incumplir el Protocolo de Kioto. En 2012 (las últimas cifras disponibles) España pagó 40 millones de euros a Polonia por derechos de emisión, lo que afecta negativamente a nuestra balanza de pagos.

Además, y a pesar de la propaganda de las eléctricas y el gobierno que culpabilizan a las energías renovables de aumentar los costes de la factura de luz, es en realidad la fuente de energía es más económica comparada con la producida a partir de petróleo o sus derivados, contando además con una evolución de precios previsible debido a que los costes no dependen de factores políticos internacionales, ni del agotamiento de recursos.

La implantación de energía fotovoltaica por ejemplo, en otros países con menos sol, tiene muy buenos resultados y países como Alemania que actualmente produce y exporta energía renovable, están trabajando para que en 2030, toda la energía esté generada por renovables con todos los efectos positivos económicos y ambientales que esto supone.

El reciente estudio de Govern Balear de eficiencia energética demuestra, que instalando placas fotovoltaicas en los tejados existentes del suelo urbano, (sin incluir los tejados las casas aisladas y las naves industriales dispersas) cubriríamos un 52% del consumo eléctrico.

En estos momentos críticos, con la amenaza de plataformas petrolíferas cerca de nuestras costas, nos conviene recordar la íntima conexión entre nuestras necesidades energéticas y los impactos negativos directos e indirectos que provocan. Sin embargo, las nuevas reformas del gobierno estatal no reflejan estas realidades ni necesidades, y solo buscan rentabilizar la actividad de las grandes empresas cuya producción energética es cara y contaminante.