ATENTADO CONTRA LAS DUNAS DE FORMENTERA

RED ELÉCTRICA DE ESPAÑA DESTRUYE LAS DUNAS DEL PARQUE NATURAL DE LAS SALINAS EN FORMENTERA

 

El atentado se lleva a cabo con la connivencia de la administración y sin estudios de alternativas ni evaluación de impacto ambiental, en playas con una altísima calidad ambiental y paisajística (art. 113 del PRUG) y afectando hábitats incluidos en la Directiva 9243 CE. /

Efectivamente, la Red Eléctrica de España S.A. está ejecutando trabajos de mantenimiento de la interconexión eléctrica entre Ibiza y Formentera. Unos trabajos que afectan, directamente, al sistema dunar existente en la zona de las playas de Levante y Sa Roqueta, en el interior de Áreas de Conservación del Parque Natural de Ses Salines de Ibiza y Formentera.

Estos trabajos, a pesar del enorme impacto ambiental que representan al interior del espacio natural más valioso de Formentera (excavación con maquinaria pesada para abrir un canal de más de 3.000 m lineales y 1 m de ancho-aunque en total arrasa unos 4 m de anchura aproximadamente-), además se realizan sobre el sistema dunar de Levante y con afectación de especies de interés y de interés especial.

A pesar de que en situaciones como ésta la ley de estudios de impacto ambiental exigen un informe de evaluación ambiental, la Comisión de Medio Ambiente del Gobierno Balear no ha considerado que las obras sean lo suficientemente impactantes para pedirlo.

Tampoco se ha valorado ninguna alternativa menos agresiva al trazado de la línea (como aprovechar el paso de un camino-el que va a las playas de Ses Illetes-que transcurre paralelo a las dunas afectadas). Todo esto es contrario a lo que establece el articulado del PRUG, que considera los sistemas dunares como ecosistemas de la máxima importancia para el parque natural, y sin tener en consideración la destrucción de hábitats, incluso prioritarios, incluidos en la Directiva 92 43CEE.

En definitiva, durante años se ha controlado el paso de peatones sobre los sistemas dunares en el interior del parque natural para evitar impactos, y ahora, con el visto bueno de la administración y sin considerar alternativas mucho menos agresivas, se permite la destrucción de 12.000 m2 de sistemas dunares de la máxima calidad ambiental.

Este es el ejemplo que se da a la sociedad por parte de la administración que tiene la obligación de garantizar la preservación de los espacios naturales más valiosos, en este caso la Consejería de Medio Ambiente del Gobierno Balear, y con el visto bueno de la Demarcación de Costas y la complicidad del Consejo Insular de Formentera.

Por todo lo expuesto, desde AMICS DE LA TERRA EIVISSA y el GEN-GOB Eivissa, se reclama a las administraciones implicadas:El cese inmediato de las obras y la reconsideración del trazado, escogiendo finalmente la alternativa más apropiada para la ejecución de los trabajos.

Como ya se ha producido la afectación del sistema dunar es reclama, también, la adopción de las siguientes medidas:

  • Recuperación del sistema dunar afectado - ejecución de un plan de regeneración dunar, serio ya largo plazo, que conlleve la recuperación de la orografía original y la replantación con plántulas de la zona. Todo ello, con la supervisión de los técnicos del parque natural de ses Salines.
  • Estructuración y ejecución de un plan de mantenimiento y control que garantice la correcta recuperación de la zona afectada.

Las organizaciones abajo firmantes realizarán un seguimiento para asegurar la efectiva paro de las obras y la modificación del trazado, así como, también, la reparación de los daños causados.

Acto seguido, y de no detenerse los trabajos, presentaremos las correspondientes denuncias ante los estamentos adecuados, incluida la presentación de una queja a la Unión Europea por incumplimiento de directivas comunitarias por parte del Estado miembro.

 

Gen/Gob Eivissa y AMICS DE LA TERRA EIVISSA