IMPACTOS DEL CAMBIO CLIMÁTICO EN LA AGRICULTURA

Amics de la Terra siempre ha defendido la agricultura local y de proximidad, que proporcione una buena calidad de vida a los pequeños y medianos agricultores por preservar y mantener el medio rural y tradicional de nuestra isla y que sea una alternativa ambiental, social y económicamente viable.

En este sentido, y con la intención de plantear y ofrecer soluciones a los retos que nos aguardan debidos al cambio climático hemos realizado un estudio elaborado por MeteoClim Services sobre los impactos del cambio climático sobre el cultivo del tomate. Cada grupo local de Amics de la Terra ha elegido un cultivo para proyectar los distintos escenarios climáticos y de adaptación a la que tendrán que hacer frente los agricultores presentes y futuros.

En un escenario más cálido el cultivo del tomate en Eivissa se verá abocado a períodos de más calor, más evapotranspiración y a un menor régimen de lluvias concentradas en los meses de octubre y noviembre, corregido por una mayor periodicidad en los riegos, cosa importante a tener en cuenta si las reservas subterráneas de agua no se ven protegidas de ciertos abusos para usos residenciales como llenar piscinas o regar insostenibles extensiones de césped verde, que compiten con la producción de alimentos locales.

El presente estudio ha sido financiado con el apoyo de la

Fundación Biodiversidad del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente